Cuidados y mantenimiento de carillas dentales

Un tratamiento de alta demanda en las clínicas dentales son las carillas dentales. Sean de porcelana o de composite, su popularidad se debe a que las mismas ofrecen una solución para mejorar el aspecto de la sonrisa rápida, natural, personalizada y duradera.

Sin embargo si las carillas dentales no se cuidan ni se mantienen comienzan a dañarse, se rompen, se despegan o se manchan. Por esta razón es importante conocer qué es una carilla dental, cuáles son las más duraderas y sobre todo, cuales son los cuidados y mantenimiento que las carillas dentales requieren.

cuidados-y-mantenimiento-de-carillas-dentales

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas finas láminas de composite o porcelana que se adhieren a la cara externa del diente por lo que requieren un cuidado igual o aún mayor que nuestras propias piezas dentales.

¿Cuál es el tipo de carillas que más dura?

Si tu deseo es que tus carillas dentales tengan alta durabilidad, los cuidados diarios de las mismas es esencial para lograrlo. Sin embargo, de acuerdo a los materiales con que se elaboran, unas son más resistentes que otras.
Por ejemplo, las carillas dentales elaboradas con composite duran como máximo 5 años. Por otra parte, las de porcelana tienden a ser las más resistentes, pues, dependiendo de su cuidado, puede llegar a durar entre 10 y 15 años.

Cuidado de las carillas dentales

Partiendo del hecho de que las carillas dentales van pegadas a tus dientes, debes cuidarlas como si fueran los mismos, teniendo una apropiada salud bucal. Ahora bien, aunque las carillas dentales tienen un tiempo aproximado de duración, solo podrás alcanzar dicha durabilidad si te ocupas en su mantenimiento. Para ello, te daremos una serie de consejos que esperamos pongas en práctica para cuidar tus carillas:

Comidas y bebidas con colorantes

Si las carillas dentales que llevas puestas son de porcelana, no tendrás problema con esto, pero este consejo será determinante para el tratamiento de tus carillas si las mismas son de composite. Pues, este material tiene la tendencia a mancharse o teñirse con el paso del tiempo, especialmente si se consumen alimentos o bebidas con mucha coloración.

El café, el vino tinto, los refrescos de cola, el té, el chocolate, los frutos rojos, la salsa de soja y hasta el curry pueden manchar tus carillas dentales con mucha facilidad. El consejo no se trata de que te abstengas de comer o beber estos alimentos, sino de que su consumo sea restringido en pro de cuidar la estética de tu sonrisa.

Ahora bien, si eres un consumidor frecuente de café o un catador de vinos, nuestra recomendación es que optes por carillas dentales elaboradas con porcelana, ya que estas no presentan ese tipo de problemas. Este material no pierde su coloración y tampoco se oscurece. Conserva muy bien sus cualidades estéticas durante muchos años

Cigarrillos o tabaco

Tener el hábito de fumar por supuesto causa mancha en nuestros dientes, y, así como mancha nuestros dientes naturales, también afecta a las carillas de composite. Así que, si tus carillas dentales son de este material, lo más aconsejable es que reduzcas al mínimo el consumo de tabaco o cigarrillos.
Vale la pena resaltar que tal como los alimentos con colorantes no afectan las carillas de porcelana, así tampoco las toxinas del tabaco o del cigarrillo, puesto que la porcelana ni se tiñe ni se decolora. Sin embargo, te recomendamos considerar que tener el hábito de fumar es perjudicial para la salud, en especial la salud oral.

Alimentos muy duros o pegajosos

Considerar estas características de los alimentos cuando se tienen carillas, sean del material que sean, es de suma importancia. Pues, cualquier alimento muy duro o muy pegajoso supone un peligro para las carillas dentales. Si consumes un alimento muy duro o muy pegajoso podrías romper o despegar tus carillas dentales en un parpadear.

Por esta razón se desaconseja comer:

• Turrón muy duro
• Zanahoria cruda
• Cubitos de hielos
• Garbanzos tostados

• Algunos frutos secos muy duros

De igual modo debes considerar la forma en que ingieres algunos alimentos como las manzanas o algún otro bocadillo con el que tengamos la tendencia a hacer movimiento de palanca con nuestros dientes. Por lo que, lo más recomendable a la hora de ingerir estos alimentos es trocearlos previamente.

cuidados-y-mantenimiento-de-carillas-dentales

Higiene oral

La higiene oral por supuesto es crucial, solamente al mantener una higiene bucal óptima, gozaremos de buena salud bucodental. Cuando tenemos carillas dentales, es igualmente importante mantener la buena higiene, pues esto nos ayuda a conservar sus propiedades estéticas por mucho más tiempo. La correcta higiene bucal implica:

• Cepillarse los dientes después de cada comida
• Usar hilo dental tras el cepillado, especialmente antes de ir a dormir
• Utilizar enjuague bucal luego de cepillarse los dientes.
• Asistir al menos 1 vez al año para una limpieza bucodental profunda con tu especialista de confianza.

Usar los dientes como herramienta y tener el mal hábito de morder objetos
Tener el hábito de morder bolígrafos, lápices o incluso las uñas, aunque parezcan ser una práctica inofensiva, las mismas pueden dañar tus piezas dentales y eso no excluye a las carillas.
Igualmente, utilizar los dientes como una herramienta para abrir o romper ciertos objetos, como embalajes, o cintas para embalar, cáscaras, hilos, etc… te hacen más propenso a fracturar o despegar tus carillas dentales.

Uso de férulas para el bruxismo

Cuando alguien sufre de bruxismo, tiende a apretar su dentadura de manera involuntaria, en especial por las noches o durante los momentos de mucho estrés. Es por esta razón que recomendamos que tales pacientes utilicen una férula de descarga que contribuya a relajar los músculos de la cara, evitando así la tensión mandibular.

Esta férula puede ayudar a evitar el dolor y sobre todo evitar el desgaste de las piezas dentales que hacen contacto entre ellas por tensión. En pocas palabras, estas férulas de descargan evitarán que se rompan las carillas.

Uso de protector bucal si practicas algún deporte de contacto

Deportes de contacto como el fútbol, el baloncesto, el hockey, el rugby, el kickboxing o cualquier otro arte marcial demanda que sus practicantes utilicen protectores bucales tanto si la persona tiene carillas como si no para evitar así posibles daños o perdidas. Tu dentista te orientará que tipo de protector se adecua más a tu disciplina.

cuidados-y-mantenimiento-de-carillas-dentales

Mantenimiento y revisiones

Aunque ciertamente las carillas de porcelana no requieren un mantenimiento periódico, si tienes unas elaboradas con composite, estas si lo necesitan. Pero no te preocupes, estos mantenimientos consisten en visitar a un profesional de una clínica dental quien llevará a cabo un pulido de las carillas. Estas revisiones se realizan para que tus carillas dentales puedan realmente durar 5 años en buen estado.

Es el dentista quien estipula el lapso de tiempo entre un mantenimiento y otro según sea el caso. Por ejemplo, un fumador debe acudir con mayor regularidad con el especialista que un paciente que no fuma. Tu especialista es quien mejor conoce tu caso, atiende sus instrucciones y sigue sus consejos para los cuidados y el mantenimiento de tus carillas dentales para que las mismas mantengan su brillo y color.